La bolsa de alquiler asequible ofrecerá pisos por entre 150 y 350 euros al mes

Por en 20 febrero, 2017

La Junta de Extremadura pone en marcha una nueva medida para incidir en el mercado de vivienda, especialmente en la oferta de los pisos de alquiler. Pero aún se desconoce cuándo será efectiva y a qué localidades llegará.

a Consejería de Sanidad y Políticas Sociales inició hace casi un año los trámites para la aprobación de esta norma. Ahora se convierte en realidad, aunque el Ejecutivo regional aclara que se trata del pistoletazo de salida y que la bolsa aún no está creada.

 

La actuación persigue captar propiedades desocupadas para ponerlas en uso a un precio de arrendamiento asequible para que la población con niveles de renta más bajos puedan acceder a una vivienda digna. Del mismo modo, permitirá incidir en el mercado del alquiler con la finalidad de incrementar la calidad de la oferta y mejorar las condiciones de los contratos.

La bolsa de alquiler asequible tendrá dos modalidades, una pública y una privada. En el primer grupo se incluirán aquellas viviendas cuyo uso sea cedido a la Junta de Extremadura por la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb, que ya ha firmado un convenio con el Gobierno autonómico por el que pone a disposición 45 propiedades) y por entidades financieras. Asimismo, se podrán incorporar otras que, aunque no hayan sido promovidas por la Administración regional, sean adquiridas para atender necesidades de la población.

Los interesados no deberán ser titulares de una vivienda en un porcentaje del 50% o superior. Además, deberán tener unos ingresos familiares ponderados iguales o superiores al Iprem (532,51 euros al mes) y que no excedan de 2,5 veces el Iprem (1.332 euros), aunque se podrá atender casos de extrema necesidad previo informe social.

El precio anual del arrendamiento será equivalente al 15% de los ingresos del interesado, sin que en ningún caso, una vez prorrateado en meses, pueda ser inferior a 125 euros al mes ni pasar de 250 euros. En el caso de las viviendas de la Sareb o de entidades financieras la vigencia del contrato dependerá del tiempo de cesión. Si se trata de propiedades de la Junta se establece una duración de tres años prorrogable por periodos de dos años previo acuerdo entre las partes.

También para particulares

En cuanto a la bolsa privada, abarcará aquellas viviendas que sean directamente arrendadas por sus propietarios, sin cesión a la Junta, pero previa incorporación a la oferta regulada como requisito necesario para que el inquilino pueda ser beneficiario de las ayudas públicas.

El contrato será formalizado directamente entre el propietario y el arrendatario. La renta máxima no podrá pasar de 4,2 euros mensuales por metro cuadrado de superficie útil en Almendralejo, Badajoz, Cáceres, Don Benito, Mérida, Navalmoral de la Mata, Plasencia y Villanueva de la Serena; y de 3 euros mensuales en el resto de localidades. En cualquier caso, el precio no podrá ser mayor de 350 euros en el primer grupo y 250 en el segundo. La Junta podrá declarar que existe exceso de oferta y por tanto denegar las solicitudes de formar parte de la bolsa.

Los inquilinos podrán acceder a las ayudas que ofrezca la Junta, que contempla sufragar hasta el 80% de la renta de alquiler para familias con bajos ingresos con una cuantía máxima de 250 euros. En estos casos, se cedería al propietario el derecho al cobro a cambio de que descontara del precio el importe de la citada subvención.

Acerca de Administrador

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR